Falla con Éxito

Contenido del curso

Aprendizaje total: 30 lecciones / 5 exámenes Duración: 10 semanas

Inteligencia emocional

La brújula emocional

La Inteligencia Emocional

¿Qué es?, es saber manejar con Inteligencia las emociones. A cada instante, se te plantean contextos “positivos” o “negativos”, en los que, en muchas ocasiones, has de reaccionar en fracciones de segundo. Lo que te permite salir “airoso” de los mismos, –es decir, que cada respuesta emocional que tengas no te provoque vaivenes – es la buena gestión, a través de tus percepciones, de lo que está ocurriendo, no A ti, sino EN ti.

Es posible que te preguntes por qué ante situaciones distintas las personas responden de manera diferente y con resultados antagónicos. Para dar respuesta a esto, es importante que conozcas los procesos emocionales implicados, de manera que, en una determinada situación, sea del ámbito que sea (empresarial, familiar, deportivo…), su adecuado manejo te permita obtener, de ahora en adelante, una respuesta favorable para tu bienestar. Así como el cuchillo sirve para cortar pan o para agredir, según se mire, la calidad de tu vida depende de la calidad de tus emociones.

En definitiva, tener Inteligencia Emocional, significa no permitir que las situaciones que te suceden provoquen en tu interior un desajuste en tus emociones.

El Circuito Emocional.

Hay dos matices importantes, a tener en cuenta, en relación al circuito emocional:

  1.  Este circuito tiene una importancia relevante en nuestro malestar o bienestar, por lo que es bueno saber interpretarlo: si ante cada emoción que surge en ti, eres capaz de hacer una radiografía e identificar cada uno de los elementos que integran el circuito emocional, podrás tomar consciencia de cómo este opera dentro de ti, para así reconducir el proceso hacia estados de bienestar interior.
  2. Cada persona posee el suyo, la realidad no existe: debido a una serie de creencias y mecanismos que hemos adquirido desde la infancia y que están muy arraigados dentro de nosotros, todo este proceso del circuito emocional sucede en nuestro interior de una manera automática. La respuesta emocional inconsciente que damos ante las situaciones que nos suceden depende de dichas creencias, que la mente ha registrado en su momento como válidas y verdaderas. Pero estas son diferentes en cada persona, por lo que las respuestas emocionales que damos ante cada situación, van a ser diferentes y únicas para cada ser humano. Si empezamos a ser conscientes del malestar que estas respuestas nos producen, podemos aprender a interpretar el circuito emocional y así llegar a cambiar aquellas creencias y mecanismos instaurados, consiguiendo una recompensa emocional más sana.

Acontecimiento, contexto, situación.

Ante un acontecimiento, contexto o situación determinada, registramos un estímulo y cada uno de nosotros le da una interpretación determinada, un significado, que va a ser diferente en cada persona.

Esta interpretación va a estar determinada por el modelo mental de la persona, es decir, por sus paradigmas, por las creencias que en su momento incorporó como válidas y verdaderas y que hoy en día surgen automática, inconsciente y repetidamente a lo largo de nuestra vida. Tienen un alto impacto emocional en nosotros.

Cada ser humano tiene un modelo mental que es un almacén donde se originan los pensamientos y se instalan las creencias, los valores, los hábitos, etc. Todo esto constituye nuestra personalidad.